SEMILLEROS E INCUBADORAS EMPRESARIALES – CENTRO DE NEGOCIOS

Semilleros e incubadoras empresariales

Hacer empresa en Colombia no es fácil, especialmente en la etapa de arranque.

Prime My Office, los programas de incubadoras y los semilleros empresariales, han logrado que muchas empresas sobrevivan.

Ya que estos consisten en darles todas las herramientas en un centro de negocios y servicios que ofrece un ambiente protegido para el arranque y consolidación de las firmas, maximizando las probabilidades de éxito en sus actividades.

Con esta alianza, Prime My Office le otorga a las incubadoras y semilleros espacios de reuniones, salas de juntas, oficinas abiertas y privadas mientras que los asesores, otorgan la asesoría en gestión empresarial, personal administrativo, gestión de recursos financieros, mercadeo, contabilidad y finanzas, arrendamiento del lugar de trabajo y servicios compartidos con los demás incubados.

Prime, considera que el apoyo en las primeras etapas es clave para el desarrollo empresarial, no solo en lo atinente a costos, sino en gestión empresarial y financiera.

La experiencia internacional indica que el 80% de las empresas que pasan por centros de negocios, semilleros o incubadoras, salen adelante.

Para Prime My Office, los 10 obstáculos o las razones más fuertes que impiden el desarrollo de las empresas en Colombia son:

  1. Los empresarios primero piensan en invertir sus escasos recursos arrendando oficinas tradicionales, contratando operadores de telefonía e internet, dotándolas completamente y contratando personal. Lo que erradamente los lleva a tener una oficina tradicional en vez de estar inteligentemente en un esquema como el de PRIME My Office, gastan dinero valioso de forma inoficiosa en temas administrativos y logísticos, y luego si desarrollan sus planes de negocios.
  2. Se someten a procesos y trámites burocráticos para constituir empresas, firman contratos de arrendamiento a largos plazos, buscan codeudores y fiadores, etc.
  3. Tienen dificultad para acceder a los recursos financieros.
  4. Hay un alto costo del dinero como asunto estructural y no coyuntural.
  5. Empresarios que se consideran autosuficientes.
  6. Procesos de propiedad intelectual costosos y dispendiosos.
  7. Hay poca credibilidad de la gran industria frente a las empresas nacientes.
  8. Tienen visión cortoplacista de los empresarios. Quieren hacerlo todo muy rápidamente.
  9. No hay información estadística para toma de decisiones.
  10. No se perciben los beneficios de estar en el sistema institucional, sino solo los costos.

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.